martes, julio 04, 2006

Inequidades en las campañas.

Yo si creo que hubo inequidades serias en las campañas presidenciales.

Duración de las campañas:

Felipe Calderón hizo campaña en poco menos de un año, y tuvo en contra desde el Presidente de la República, quien claramente favorecía a su candidato Santiago Creel, hasta a la dirigencia nacional de su partido el PAN.

Tanto AMLO como Madrazo hicieron 6 años de campaña. El primero, se aprovechó además durante casi seis años de la plataforma política que le daba ser Jefe de Gobierno de la entidad más importante de la República Mexicana.

Financiamiento:

Felipe Calderón no tuvo mayor financiamiento que el otorgado por el IFE a su partido. AMLO se allegó de recursos de múltiples orígenes: desde cuotas de taxistas y ambulantes (según documentó El Economista), número 01-800, hasta desvíos de obra pública (Segundo Piso y otras obras viales), pasando por el descarado financiamiento del hombre más rico de México y América Latina, Carlos Slim.

Factor Fox:

Felipe Calderón tuvo que enfrentar la descalificación que le propinaban los actos, dichos y constantes tropiezos del Presidente de la República. Le atribuyeron las culpas de los bribones Bribiesca, el vestuario de la Fox, y otros tropiezos de la administración federal con quienes tenía poca o nula relación.

AMLO por el contrario no sólo no se vio afectado por las torpezas de Fox, sino que incluso lucró con ellas. Además, la falta de voluntad política de todo el gobierno federal en el asunto del desafuero constituyó la mejor publicidad para AMLO, quien gracias a dicho fiasco, se dio a conocer en casi toda la República.
Apoyo del exterior:
Felipe Calderón recibió el apoyo pírrico de José María Aznar, expresidente español, que en nada ayudó a la campaña y sí en cambio le costó una multa y muchas, muchas columnas lucrando con el escurrimiento del español a favor del michoacano.
AMLO recibió también el apoyo descarado y abierto de gobiernos extranjeros: Desde Fidel Castro que en múltiples ocasiones utlilizó el periodico Granma para atacar al abanderado panista y defender al perredista, hasta declaraciones de apoyo de los presidentes de Argentina Nestor Kichner, Brasil "Lula", de Chile, Michele Bachelet, el mismo Zapatero de España y desde luego, Hugo Chávez de Venezuela.
Conclusión:

Si a pesar de todo lo anterior Felipe Calderón tiene ventaja en los resultados electorales, en verdad podemos hablar de un milagro. Pero ganar una elección no es obra de la casualidad, sino de la voluntad de la mayoría.

Ojalá los perredistas, siempre violentos, siempre inconformes, siempre egoístas terminen reconociendo que la mayoría no los apoyó.

4 Comments:

Blogger Eratóstenes Horamarcada said...

¿Mi memoria está fallando o tú tenías más posts? Recuerdo uno sobre Benito Juárez.

9:56 p. m.  
Blogger Eratóstenes Horamarcada said...

Tu texto, muy bien escrito, como siempre. Muy complejo, por lo cual no puedo analizarlo con la profundidad que sin duda se merece. Pero quiero manifestarte mi desacuerdo con una parte, al menos, de lo que dices. Yo creo que Castro es un lastre no sólo para López Obrador, sino para la izquierda mundial. Después de "resuelto" el affaire del desafuero, López Obrador agradeció largamente por su nombre a muchas de las figuras más famosas que lo habían apoyado durante el trance. Para mí fue muy interesante notar que omitió el nombre de Fidel Castro. Así que, tal como tú consideras que la figura de Fox fue más perjudicial que benéfica para Calderón, yo considero que la figura de Castro fue extraordinariamente nociva para López Obrador.
Mi más afectuoso saludo.

10:04 p. m.  
Blogger Sánchez Villa said...

¡No, "erat hora", no mames! No lo puedes analizar con la profundidad que se merece, porque simple y sencillamente no tienes argumentos con qué rebatir ésto (y además, muy probablemente, por taras que debes tener).

3:33 p. m.  
Blogger Óscar said...

Gustavo: creo que el número de votantes por el prd, aunque no nos guste, indica que el pan, el vencedor, tendrá que tomarlos en cuenta. ¿En un gobierno de coalición?, tal vez, pero fue muy poca la diferencia entre el primero y el segundo lugares, como para ignorarlos.

Debemos dejar el rencor de uno y otro lados para convivir con nuestras diferencias.

Saludos

10:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home